LICEO


 

Uno de nuestros objetivos fundamentales es promover en los estudiantes conocimientos y competencias que los habiliten, en el corto plazo, a cursar el Bachillerato, Nacional o Internacional. A largo plazo, nuestro objetivo es desarrollar ciudadanos capaces de discernir y de adaptarse a los cambios permanentes y vertiginosos.
Nuestra misión alcanza su punto culminante cuando la enseñanza y el aprendizaje de los contenidos programáticos se conjugan con la formación en valores, en torno a un sistema participativo, enmarcado en una educación democrática y para la democracia. Construimos siempre instancias de participación, a través de horas de clase y de equipos de trabajo, que redundan favorablemente en la convivencia y en la creación de espacios de diálogo, promoviendo el aprendizaje colaborativo.

 


PROPUESTA QUE REFUERZA LA MATEMÁTICA Y LAS LENGUAS

Nuestra propuesta educativa tiende a potenciar aquellas áreas del aprendizaje caracterizadas por su transversalidad a todos los aspectos del aprendizaje. Esto significa reforzar en exposición y estrategias la enseñanza de la matemática y de las lenguas que componen la malla curricular del Liceo.

La Escuela Integral impulsa la participación de nuestros estudiantes en la Olimpíada de Matemática, convencidos que, más allá de la competencia que por naturaleza esta actividad representa, se generan espacios valiosísimos de participación y de sociabilización.

En lo referente a la enseñanza de las lenguas, coincidimos con la visión de numerosos investigadores en cuanto a que saber una lengua es mucho más que establecer un vínculo emisor-receptor. El aprendizaje de una o de varias lenguas permite la trasmisión de diferentes modelos de vida y, por eso, es posible aprender a vivir en sociedad; esto es, aprender a convivir en las más diversas circunstancias o situaciones sociales.

Talleres Extracurriculares*:

· Futsal
· Hándbol
· Rikudim
· Banda de Música

*Sujeto a la inscripción de los alumnos

 

PERFIL DEL ALUMNO

Un estudiante que desarrolle los conocimientos y las competencias fundamentales que le permitan enfrentarse a las exigencias del Segundo Ciclo Oficial o del Bachillerato Internacional.
Un alumno solidario, tolerante, con capacidad de escucha activa y de debate respetuoso, observador de sí mismo y de su entorno, capacitado para vivir y convivir en un sistema democrático y exigente en estrategias adaptativas.