TISHÁ BEAV – תשעה באב


Tishá Beav, es una jornada de duelo para el Pueblo Judío. Se realiza un ayuno de 25 horas, iniciándolo este año, el miércoles 29 de julio al atardecer, extendiéndose al día 30 de julio al anochecer. Es un día que refleja el recuerdo de hechos muy tristes acontecidos a nuestro pueblo a lo largo de las generaciones. Cinco tragedias ocurrieron para el pueblo de Israel en Tishá Beav: un tiempo después de la salida de Egipto fueron enviados a Israel espías que dieron un negativo reporte sobre las tierras y sus habitantes y que el pueblo judío lo aceptó, por tanto dicha generación no pudo entrar a Eretz Israel; la destrucción del Primer Templo en manos de los Babilonios; la destrucción del Segundo Templo en manos del Imperio Romano; la caída de la Fortaleza de Betar; y la conquista de Jerusalem por los romanos convirtiéndola en una ciudad pagana. Asimismo, además de estas cinco desgracias recordadas, otras tragedias para nuestro pueblo tuvieron lugar en este día. Las primeras cruzadas fueron declaradas un 9 de Av y la Inquisición española culminó con la expulsión de los judíos de España el 9 de Av del año 1492. Finalmente, el 18 de julio de 1994, fue el atentado contra la AMIA en Bs As, coincidiendo así otra vez con días de muerte y destrucción. Es responsabilidad de todos mantener viva la memoria.